miércoles, 14 de noviembre de 2012

La distancia es mucho más que todo esto.

Os diré lo que es la distancia.
Distancia es querer algo, y no poder tenerlo. Distancia es esa impotencia que te corre por dentro y no te deja pensar en otra cosa nada más que en cómo cambiar esa situación.
Distancia son 9 letras que hacen daño, hacen mucho daño.
Distancia es esa palabra que nadie quiere compartir, esa que nadie quiere pronunciar por miedo a ser destruido/a. 
Distancia es el sentimiento de mi casa a la suya, es el querer traspasar esas fronteras y poder verle cada día.
Distancia es eso que impide que nos rocemos, nos besemos, nos toquemos.. impide cualquier roce físico, pero jamás impedirá el quererle.
La distancia está en boca de muchos, pero solo unos cuántos saben lo que verdaderamente es y lo mal que se pasa.
Distancia no son solo kilómetros. Distancia también son horas, minutos y segundos que no estás a su lado.
Distancia es un motivo por el que no le tengo, ni le tendré nunca.
Distancia, por culpa de ella los corazones se separan, se rompen en trozos.
La distancia es una real putada, y no saber  qué hacer para cambiar las cosas es aún peor.
Y cada día que va pasando, cada puto minuto, se hace más difícil. Y creo que nunca voy a ser capaz de decir: 'hasta aquí'. Creo que jamás habrá límites, JAMÁS. Que a lo de quererle más no me gana nadie.
La distancia es más, mucho más que todo esto que os cuento. Pero es tanto, que no cabe.
Y sé que esto solo son palabras, pero prometo quererte cada día un poco más que el anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario