martes, 22 de enero de 2013

Aquí o allí, siempre abuela. 14

Sólo pedí tenerla para siempre. Pedí que me diera calor en los días de invierno. Que me llenara de sonrisas los días de mal humor. Que me llenara la cabeza de saberes. Que me dijera lo bonita que me ponía al sonreír. Que me alegrara la mañana al ver que día a día, estaba ahí, en pie.
Solo quería disculparme por esos días en los que me ponía rabiosa como una enana, que fue lo que era en ese momento. Quería decirla, que fuera a donde fuera, la iba a seguir queriendo en todos los lugares del mundo. Que la quiero, que no tuve momento ni tiempo para decírselo, pero estoy segura de que ella bien lo sabe. Que daría la puta vida por que el cáncer tan solo fuera un signo del zodiaco, que los años solo fueran nuevas eras, que las arrugas, rasgos de nuevas modas, que los dolores de rodillas fueran de tanto bailar..
Solo pedí que nunca acabara, eso de verte cada 5 días, eso de ver tu gran sonrisa.
Pedí que esos días en los que ya ni tu misma te encontrabas, que poco a poco salieses a delante, que no te quedases ahí. Sabía que eras fuerte, pero no tanto. Ole tus ovarios abuela, y perdona porque hable así, pero es lo único que me sale, porque más grandes que tú las habrá, pero para mi, has sido el claro y mayor ejemplo de fuerza que ha habido en el puto planeta. De verdad, sé que estás en un lugar mejor, porque como mínimo, era lo que te merecías. Sé que desde allá donde estés me sonríes y me secas esas lágrimas que ahora derramo, pero créeme, no me duelen estas palabras, me duele las injusticias de la vida.
Me duele no tenerte cerca para que vieses todo lo que he crecido. Me duele no poderte decir... que te iba a echar de menos.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

La distancia es mucho más que todo esto.

Os diré lo que es la distancia.
Distancia es querer algo, y no poder tenerlo. Distancia es esa impotencia que te corre por dentro y no te deja pensar en otra cosa nada más que en cómo cambiar esa situación.
Distancia son 9 letras que hacen daño, hacen mucho daño.
Distancia es esa palabra que nadie quiere compartir, esa que nadie quiere pronunciar por miedo a ser destruido/a. 
Distancia es el sentimiento de mi casa a la suya, es el querer traspasar esas fronteras y poder verle cada día.
Distancia es eso que impide que nos rocemos, nos besemos, nos toquemos.. impide cualquier roce físico, pero jamás impedirá el quererle.
La distancia está en boca de muchos, pero solo unos cuántos saben lo que verdaderamente es y lo mal que se pasa.
Distancia no son solo kilómetros. Distancia también son horas, minutos y segundos que no estás a su lado.
Distancia es un motivo por el que no le tengo, ni le tendré nunca.
Distancia, por culpa de ella los corazones se separan, se rompen en trozos.
La distancia es una real putada, y no saber  qué hacer para cambiar las cosas es aún peor.
Y cada día que va pasando, cada puto minuto, se hace más difícil. Y creo que nunca voy a ser capaz de decir: 'hasta aquí'. Creo que jamás habrá límites, JAMÁS. Que a lo de quererle más no me gana nadie.
La distancia es más, mucho más que todo esto que os cuento. Pero es tanto, que no cabe.
Y sé que esto solo son palabras, pero prometo quererte cada día un poco más que el anterior.

martes, 13 de noviembre de 2012

Dejaros de príncipes y cuentos.

Hace unos días, un niño, casi sin conocerme, me dijo: 'te amo, princesa'. Yo, al escuchar aquellas bonitas palabras callé como una tonta, y contesté: 'Te quiero, cielo'.
Nunca le he dicho 'te amo' a un chico con el que no tuviera una relación de algo más que amistad. La última vez que lo dije, no me arrepentí, pero me lo tragué todo, junto con mi orgullo y mis ganas de seguir.
Ahora, hoy en día, tengo miedo de querer por si no me quieren, y tengo miedo de encariñarme, cuando solo me quieren como amiga. Pero visto lo visto, creo que ya todo da igual. Quien hoy te dice 'te quiero' mañana no te conoce, y quien hoy te odia, mañana hará lo imposible por destacar y acercarse a ti.
¿Es raro, no? que una persona, así, sin más, te diga que te ama, que quiere un futuro contigo, y tú, como una idiota, no digas nada, calles. No querer romper el silencio me hizo sentirme más absurda.
Quizás, pudo haber sido, pero nunca fue, ni es, ni será.
No pido príncipes, porque me he dado cuenta, que Disney los compró todos. Tampoco un superman, de esos que al abrazarte, casi te ahogan. No quiero perfecciones. Lo mío es simple. Yo solo pido a alguien con el que me tiemblen las piernas. Con el que sepa ser yo misma, ría, y llore y no me de vergüenza ni me tape la cara. Que me bese. Que lo haga tan dulce que hasta me duerma en su boca. Que me abrace. Que lo haga fuerte, pero siempre, con amor y me sienta cada segundo, más segura a su lado.
Como veo que de esos no quedan, mis peticiones han acabado y mis búsquedas con ellas.
Solo deciros, pequeñas princesas, que no todas vosotras estáis predestinadas a un cuento perfecto con príncipes, más bien, ninguna. Que busquéis a esa persona que os haga que os corra el nervio que empieza por el ombligo y seguidamente os tiemble todo el cuerpo. Que os haga reír, ante todo, y que no le importe aguantaros en vuestros días de bajón y en los que no os aguantáis ni vosotras. Que no le haga falta echaros de menos, que vaya a vuestra casa y os diga:  'Eh, pequeña, baja, que estoy aquí'.
 Que sea capaz de cambiar esas lágrimas por sonrisas y esas discusiones por alegrías. 
Que sepa ver en vosotras lo que nadie más ve, y haceros así, más perfectas.

lunes, 5 de septiembre de 2011

El secreto de la vida.

He cometido muchos errores, he llorado por quién no debía y he reído con falsas amistades. He tropezado dos veces con la misma piedra y cuando pensaba que ya no lo haría más, me empujaron y caí estampada con la tercera, he perdonado mucho, demasiado, he callado " te quieros " que, por miedo o por inseguridad se quedaron en el aire, a veces los digo camuflados en besos, y he regalado " te quieros " simplemente por cumplir, ha habido veces que me he despertado con ganas de comerme el mundo y otras que parece que el mundo me comía a mi. He gritado con fuerza pero mi voz nunca salia, he callado verdades por no hacer daño, he salido de fiesta sin ganas, y he vuelto con los tacones rotos de tanto bailar . Hay días que dormía solo para poder verte en mis sueños y días en los que no podía dormir pensando que a la mañana siguiente te tendría a mi lado, he pasado por fases, he sido una niñata inmadura e insensible , he creído en lo imposible hasta que se destrozaron mis metas, he abrazado a la persona que pensé que nunca me haría daño y me he dado cuenta de que esa persona no se merecía ni el roce de mi piel, he cantado en la ducha hasta que mi garganta no podía más, ha habido días que me sentía preciosa y otros que no quería ni mirarme al espejo, he disfrutado de pequeños detalles, y he aprendido poco a poco en qué consiste la vida.
'El secreto de la vida está en no arrepentirse de nada y afrontar todo con una sonrisa, el secreto de la vida está en vivirla'.

Pasado.

P-A-S-A-D-O. Cada una de estas letras oculta algo. Algo que hemos echo hace tiempo, o hace muy poco. Algo que puede que estemos arrepentidos de haberlo echo, pero también puede ser algo que no olvidariamos jamás, por nada de este mundo. Ahí esta él. En los recuerdos más valiosos de mi pasado, donde nunca jamás dudaria en olvidarlos. Pues ahi está, en esos recuerdos que ya nunca más volverán... que ya no volveré a vivirlos, porque el ya no está. Se marcho, con una siempre nota, diciendo "volveré". Pero el no a vuelto, no hay ni rastro suyo por ningún lado. Ya no sé que pensar, no puedo hacer un presente sin el. Yo quiero un futuro a su lado...


Pincha aquí para ver esta foto.

No me importa.

No me importa lo que opines tú, ni lo que opine medio mundo.. lo único que me importa es lo que opine yo, y la gente DE VERDAD, asique, si esperas a que me importe, espera sentada/o... quizás te canses.

El corazón.

Aber das Herz kennt keinen Grund, nur macht sie ein Gefühl.
=
Pero el corazón no entiende de razones, simplemente hace de ellas un sentimiento.