lunes, 4 de julio de 2011

Ni la distancia ni el tiempo va a poder con nosotros.

Odio ver cuando se va alejando el tren, y ver caer tus lágrimas sobre el andén.. nosé si existe el destino, solo sé que te quiero cuando te veo al final de la vía, siento que me muero, 1000 kilómetros en mi cabeza se convierten en ganas de tenerte, no me importa tener que sufrir aveces para poder verte, sentirte dentro mío, te necesito, el calor sin tí se vuelve frío..
Siendote sincera, yo no quiero conformarme, sentirte cerca es no querer volver a alejarme más, iré hasta donde haga falta solo para estar contigo, por eso no me rindo, y por ese camino sigo, hay obstáculos pero no pueden interponerse, nada puede pararnos, nada es lo suficientemente fuerte... vivo esperando un tren de ida pero sin vuelta..
Eres el responsable de que mi tiempo pase lento, de que me raye por nada y por todo a la vez... te quiero más cada segundo, minuto, hora, cada mes... y cada vez más esa distancia duele, es mucho más de lo que aparentan... espero impaciente a que la arena del reloj pase y no tenernos que volver a separar nunca más..
No puedo verte cada día, pero si en mi pensamiento, y si te soy sincera, de aqui no sales ni un momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario